Los avances tecnológicos también afectan al mundo del automóvil. Aportan una serie de ventajas pero al mismo tiempo también son causa de que muchos usuarios acudan a los talleres concertados de mutua madrileña en Fuenlabrada.

Los avances tecnológicos han sido de gran ayuda para incorporar nuevas prestaciones a los coches. Pero, debido a eso, a que son tecnología pura, pueden fallar en ciertas ocasiones. De hecho, muchos de los problemas de los coches modernos son consecuencia de lo mismo. De ahí que tengamos que acudir a los talleres concertados de mutua madrileña en Fuenlabrada.

Muchas averías están relacionadas y afectan a los siguientes componentes:

- El turbocompresor: cuando hay un exceso de carbonilla en motores diésel, o también por una lubricación deficiente, debido a una mala conducción.

- La válvula EGR: también puede verse afectada por el exceso de carbonilla en los diésel. Este componente es el encargado de hacer circular el aire de la mejor manera para que caliente de forma que contamine menos. Puede bastar con limpiar la válvula, aunque en ocasiones hay que cambiarla.

- El volante bimasa: es el que se usa como alternativa al rígido. Sus problemas se pueden identificar cuando surgen ruidos al arrancar o al acelerar.

- Los colectores de admisión: estos se encargan de hacer entrar el aire con la velocidad adecuada hacia los cilindros, de forma que mejore el rendimiento del motor.

- Los inyectores: cuando existan problemas en los inyectores, lo notarás porque la potencia del motor descenderá de manera considerable. Esto se debe a fallos en estos componentes encargados de suministrar el carburante necesario para que el motor realice la combustión.

Por último, existen fallos más leves, pero igual de inconvenientes, como las averías en los elevalunas eléctricos, los mandos, los limpiaparabrisas o los airbags.

Si necesitas reparar algunos, no dudes en visitarnos en Talleres Los Llanos.